Publicado el: 08/08/2017

El catalán, así como el italiano, el castellano, el francés, el portugués y el rumano es una lengua románica, es decir, proviene del latín hablado por los antiguos romanos. Recibió la influencia de otros idiomas como el ibero-vasco y las lenguas arábigas y germánicas. En la actualidad, esta lengua románica de rama occidental es hablada por más de 10 millones de personas en España (Cataluña, Islas Baleares, Comunidad Valenciana y Aragón), Francia (Rosellón), Andorra e Italia (Alghero).

Y actualmente es la 9ª lengua más hablada en la Unión Europea y la 8ª lengua más usada en internet.

Muchos no saben que el catalán ha influenciado algunos dialectos italianos, sobre todo los que se hablaban en los territorios (ahora regiones) anteriormente gobernados por la Corona de Aragón. A su vez, el catalán también recibió la influencia del italiano dando como resultado una lengua salpicada de expresiones que actualmente son idénticas en catalán y algunos dialectos italianos, pero completamente diferentes en su equivalente español o italiano.

En mi artículo sobre las similitudes entre el catalán y el véneto encontrarás un breve análisis histórico y las posibles causas de esta «transposición lingüística» con una lista de algunas de las expresiones más comunes.

 

Muchos de los niños que van a una escuela primaria que se encuentre en una área geográfica donde el catalán es idioma co-oficial, estudian todas las materias escolares (excepto el castellano, por supuesto) en esta lengua. Por supuesto, se puede optar por asistir a una escuela donde las asignaturas se impartan en castellano (excepto el catalán) pero teniendo en cuenta que en Cataluña muchos carteles, direcciones, publicidad, etc … están escritos sólo en catalán o en ambos idiomas, es bastante natural aprender la lengua desde muy pequeñitos. El resultado es que uno crece siendo perfectamente bilingüe, o por lo menos se dan todos los presupuestos para que lo sea.

A pesar de que el catalán sea “la lengua minoritaria más a salvo y más viva de Europa” (Salminen, Atlas de las Lenguas en Peligro) precisamente debido al hecho de que la hablen tan pocas personas, hace que sea raro y precioso encontrar traductores que la incluyan en sus combinaciones lingüísticas.

Como profesional traduzco documentos y publicaciones de organizaciones internacionales, enología, ciencias de la información, páginas web, turismo, guías de viaje, hoteles, localización de software, catálogos técnicos y traducción de certificados de estudio/diplomas, en las siguientes lenguas:

catalán <> italiano

catalán  <> castellano

inglés > catalán 

francés > catalán

Además, ofrezco servicios de revisión y corrección de estilo de artículos de investigación, tesis, ponencias, así como asesoramiento en la gestión de correspondencia, comunicados y todo tipo de documentación de trabajo o privado que estén escritas en catalán.

Si crees que puedo darte una mano con esta lengua, no dudes en ponerte en contacto conmigo y pedirme más información o un presupuesto gratuito y sin compromiso. ¡Fins aviat!